Racionalismo, funcionalismo y minimalismo: Taxonomía para el análisis y diseño de obras arquitectónicas (Corrientes Movimientos Estilos nº 1)

0

#Racionalismo #funcionalismo #minimalismo #Taxonomía #para #análisis #diseño #obras #arquitectónicas #Corrientes #Movimientos #Estilos #nº

Precio: 2,69 €
(Publicado Jan 22,2021 06:53:44 UTC – Detalles)

Descripción del producto

Descripción de Racionalismo, funcionalismo y minimalismo: Taxonomía para el análisis y diseño de obras arquitectónicas (Corrientes Movimientos Estilos nº 1)

El objetivo de este texto es facilitar el análisis de los estilos arquitectónicos a través de una taxonomía; en la cual se ordenan y clasifican por corrientes y movimientos desde el siglo I al XX. Primero, porque no existe tal propuesta y, segundo porque al tener una guía simple y cronológica, el estudio de la historia y teoría de la arquitectura se vuelve inteligible. De ese modo se evitan confusiones entre las semejanzas de formas, técnicas, materiales e ideologías de las múltiples obras arquitectónicas. ¿Qué determina que una obra pertenezca a un estilo y no a otro?, ¿qué los diferencia si se usan las mismas técnicas, materiales o sistemas constructivos?, ¿por qué el concepto arquitectónico no siempre es claro? Tales preguntas son muy comunes entre los estudiantes de arquitectura (incluso entre arquitectos), que al no tener un referente teórico histórico se les dificulta la compresión de ideologías y conceptos con los que se crea una obra en un estilo específico. La mayoría termina juzgando dichas obras desde enfoques incorrectos, o diseñando proyectos con un planteamiento débil en su composición artística. Es muy fácil perderse en el mundo teórico si no se conocen con claridad los principios de diseño que caracterizan a un estilo en particular de otro. Por ejemplo, el gótico y neogótico, dos estilos que nacieron en épocas diferentes y con ideologías muy distintas, la primera nace del clasicismo y la segunda del historicismo. Por otra parte, los términos usados para diferenciar un movimiento o una corriente no siempre son claros, ya que muchos autores los utilizan de forma indiscriminada; por ejemplo, el modernismo y el postmodernismo a veces son referidos como movimientos, en otras ocasiones como corrientes, incluso también como estilos y he ahí la confusión principal para el estudiante. En todas las expresiones artísticas existen corrientes, movimientos y estilos; la arquitectura no es la excepción. No obstante, al tratarse de manifestaciones creativas, éstas llevan consigo un fuerte contenido ideológico extraído y abstraído por el espíritu de su época. Tal proceso también arrastra ciertas corrientes de pensamiento provenientes de la ciencia, la tecnología, la economía, la filosofía, y la sociología, entre otras; y enmarcan un contexto histórico específico. Como caso particular, la arquitectura ha asimilado ideologías provenientes de la filosofía, del arte, la religión, la ciencia y tecnología; por mencionar las más socorridas. Y con ellas, ha construido su propio marco teórico. La mayoría de las veces reestructura y/o reinterpreta las ideas correspondientes a las disciplinas antes mencionadas, para luego adaptarlas o expresarlas a un lenguaje arquitectónico. A menudo adopta el mismo nombre de aquélla que la inspira, tal es el caso del racionalismo filosófico, del cual recoge su título: el racionalismo arquitectónico. En el estudio de la teoría arquitectónica, es necesario que se delimite las nociones de corriente, movimiento, doctrina, estilo y tendencia, para después comprender su condición sine qua non. Es decir, del vínculo que las unifica y sin el cual, no existiría la teoría.


Aún no hay comentarios

      Deje una respuesta

      dieciseis − 8 =

      Bank de Diseño